El Gobierno advirtió que 50.000 mujeres al año son internadas a causa de abortos

Actualidad Martes 13 de Marzo de 2018

La información fue dada por el ministro de Salud de la Nación Adolfo Rubinstein. El número sale de los registros en hospitales públicos de todo el país.

El ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, advirtió este martes que el aborto es la “primera causa de muerte materna” en el país y subrayó que anualmente se registran 50.000 internaciones en establecimientos públicos por casos de interrupción del embarazo.

“Creo que es un problema de salud pública. Es la primera causa de muerte materna: en 2016 murieron 43 mujeres y cualquier muerte materna es una fatalidad; es la punta del iceberg. Hay 50 mil internaciones por año en el sector público por abortos complicados”, declaró Rubinstein, en una entrevista con radio Mitre.

Con todo, el ministro y fundador del servicio de Medicina Familiar y Comunitaria del Hospital Italiano se excusó de dar una opinión personal sobre la legalización de la interrupción del embarazo por su rol de ministro de Salud, pero aceptó “definir la magnitud del problema” y remarcó que “la ciencia no va a convalidar juicios éticos”.

Rubinstein evaluó que legalizar el aborto “mejora las condiciones donde se practica y disminuye las complicaciones” y aseguró que en los países en los que está habilitada la práctica “disminuyó mucho la mortalidad materna y no aumentó el número de interrupciones”.

Sin embargo, consideró necesario “impulsar políticas de prevención del aborto” y fortalecer programas de educación sexual integral y de embarazo adolescente no intencional.

“Es un serio problema, un 15 por ciento de los embarazos se dan en adolescentes menores de 20 años”, apuntó Rubinstein, médico graduado también en Economía de la Salud y magíster en Epidemiología Clínica de la Escuela de Salud Pública de Harvard.

El ministro juzgó que “hay que hacer cumplir” la normativa vigente y “dar la información necesaria” sobre la problemática a los legisladores y a las provincias.

“Uno es el juicio ético. Compartimos que la vida es sagrada y el asesinato es un crimen, pero está el hecho científico, que es (definir) cuándo empieza la vida. La vida empieza en el momento de la concepción, pero ¿cuándo es una persona? Cuándo desarrolla su actividad neural”, graficó.

En su intento por contrastar las diferentes posiciones, Rubinstein resumió: “Para los católicos, la vida empieza con la concepción; para los judíos, después del alumbramiento; hay hechos biológicos que se acompañan de juicios éticos y a veces entran en colisión”.

Noticias Relacionadas

  • Macri asegura que no pudo decir que el país estaba quebrado porque nadie le hubiese prestado dinero

    Actualidad Jueves 24 de Mayo de 2018
  • Salta adhirió al Protocolo de Aborto No Punible tras el caso de una nena de 10 años violada y embarazada

    Actualidad Jueves 24 de Mayo de 2018
  • Macri cuestionó la falta de propuestas de los que quieren bajar las tarifas

    Actualidad Jueves 24 de Mayo de 2018