El Gobierno califica de “deuda histórica” urbanizar las villas miseria

Actualidad Miércoles 16 de Mayo de 2018

La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, expuso ante la Cámara de Diputados.

La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, afirmó este miércoles que es “una deuda histórica” la urbanización de los asentamientos o barrios miseria del país, en los que viven unos 3,5 millones de personas, al defender en el Congreso un proyecto impulsado por el oficialismo que busca ese fin.

“Hablamos de una deuda histórica con cada una de las personas que vive en barrios populares, villas y asentamientos, no solo por la falta de servicios, sino también en muchos casos por la falta de posibilidad de acceder con la escritura de cada una de las casas o terrenos donde viven”, dijo Stanley.

La ministra expuso ante una comisión en la Cámara de Diputados que contó con amplia representación política y en la que se debate un proyecto legislativo del oficialismo en el que trabajaron diversos diputados, organizaciones sociales y el Gobierno.

La iniciativa busca la urbanización de más de 4.000 barrios populares -considerados así los que tienen un mínimo de 8 familias agrupadas en donde más de la mitad de la población no tiene título de propiedad del suelo ni acceso a al menos dos de los servicios básicos-, mediante la expropiación de los terrenos para urbanizarlos y otorgarles a sus habitantes los títulos de propiedad.

En esas villas se calcula que viven unos 3,5 millones de argentinos -850.000 familias-, aunque todavía continúa el proceso de identificación de estas zonas.

Stanley precisó que el 40 % de la población que vive en ellas tiene menos de 15 años y el 70 % menos de 29.

“Cuando hablaba de deuda histórica tiene que ver con un dato muy relevante, que es la antigüedad y cantidad de años que hace que muchas de estas familias viven en estos barrios”, especificó la ministra.

Más de la mitad de las familias vive en estos barrios desde antes del año 2000, en los prolegómenos de la grave crisis económica, social y política que estalló en Argentina en 2001. En la década del 2000 se asentó el 26 %.

Entre las fuertes críticas de la oposición se escuchó a Romina del Plá, del Frente de Izquierda, quien se preguntó cómo va a afectar a los más vulnerables la situación económica actual del país -con una fuerte devaluación del peso y negociando un préstamo con el Fondo Monetario Internacional-.

“Cómo se prevé que una familia que hoy está habitando en estos barrios, que tienen todo el derecho a acceder a la propiedad de su vivienda y la urbanización, va a hacer (…) para pagar los servicios públicos”, añadió.

“De la mano de la enorme devaluación, de la carestía, de los acuerdos con el FMI, de la fuga de capitales, de los ‘tarifazos’ (en los servicios públicos) y aumentos de alquileres vamos a tener más familias yendo a vivir a barrios precarios”, auguró.

En su respuesta, Stanley insistió en que el Gobierno mide desde 2016 el índice de pobreza con estadísticas oficiales, que han demostrado que se ha iniciado “una tendencia a la baja” en ese problema, y remarcó que el último presupuesto nacional proyectado por el Ejecutivo prevé el 76 % en inversión social.

Fuente: EFE

Noticias Relacionadas

  • Miles de personas se reunieron en el Obelisco para protestar contra el acuerdo con el FMI

    Actualidad Viernes 25 de Mayo de 2018
  • “No pensamos elecciones, sino como salir de la crisis”, dijo Rogelio Frigerio

    Actualidad Viernes 25 de Mayo de 2018
  • Internaron a Horacio Pagani por un problema cardíaco

    Actualidad Viernes 25 de Mayo de 2018