Un hombre obligaba a su sobrina de 11 años a sacarse fotos porno

Actualidad viernes 12 de enero de 2018

El hecho salió a la luz cuando la madre de la menor revisó el celular de su hija y descubrió la perversa situación. Ocurrió en la provincia de Buenos Aires.

Un hombre de 30 años fue detenido en su casa de la ciudad de Hudson, en el partido bonaerense de Berazategui, acusado de extorsionar a su sobrina de 11 años para que se tome y le envíe por WhatsApp “selfiepornos”.El hecho salió a la luz cuando la madre de la menor revisó el celular de su hija y descubrió la perversa situación, que involucra a su propio cuñado, de 30 años.El hombre, que se desempeñaba como remisero, fue detenido en su vivienda de Hudson, al sur del Conurbano bonaerense.El abusador, aprovechándose de la confianza de la menor, la tomó como víctima y logró que se tome “selfies” pornográficas.El pedófilo le exigía las imágenes en distintas poses sexuales y la pequeña accedía a sus pedidos, hasta que la madre, alertada por un cambio de actitud de su hija, le revisó el celular y descubrió la aberrante situación.La mujer, hermana de la esposa del acusado, radicó la denuncia policial y el caso llegó a la Fiscalía Temática en delitos informáticos de Berazategui, a cargo del fiscal Daniel Ichazo, quien -junto a la secretaría fiscal del doctor Rafael García y el gabinete de Cybercrimen de la Jefatura Distrital de Berazategui- realizaron este miércoles un allanamiento en la vivienda del sujeto, donde lograron secuestrar su teléfono celular y una computadora que utilizaba exclusivamente en su habitación.Fuentes judiciales confirmaron al Diario Popular que ambos aparatos serán sometidos a pericias tecnológicas, con el objetivo de corroborar la existencia de las fotografías de su sobrina, ya que al momento del operativo las había borrado. No obstante, los peritos tienen la posibilidad de recuperar el material eliminado gracias a los nuevos programas de investigación.En ese sentido, no descartan que el remisero haya incurrido en el mismo delito con otros chicos, en el marco de la modalidad conocida como “Grooming”, que es la captación de menores de edad con fines sexuales por medios tecnológicos, tipificado en el Artículo 131 del Código Penal con penas que van de los 6 meses a 4 años de prisión.Dicha escala penal no permitió a la Justicia dejar detenido al remisero, quien quedó procesado y luego recuperó la libertad.El mismo día que capturaron al hombre que acosó a la sobrina, la Fiscalía Temática en delitos informáticos de Berazategui ejecutó la detenciones de otros cuatro pedófilos en Quilmes y Ezpeleta, cuyo modus operandi era intercambiar fotos pornográficas de menores de edad.Estos hechos fueron denunciados por la organización “National Center for Missing & Exploited Children” de Estados Unidos, enlace que fue firmado por Argentina con el país norteamericano siendo el punto de referencia la fiscalía a cargo del doctor Ichazo.Como resultado de la investigación virtual, con agentes encubiertos, se procedió al secuestro de material relacionado al delito investigado, siete teléfonos móviles, cuatro discos rígidos, un pendrive y dos memorias extraíbles.Los imputados quedaron procesados a disposición de la Justicia por el delito de tráfico de pornografía infantil, penado por el Artículo 128 del Código Penal.

Noticias Relacionadas

  • El oficialismo tendría los votos para aprobar el Presupuesto

    Actualidad domingo 21 de octubre de 2018
  • Quieren saber el precio real del mausoleo de Néstor Kirchner

    Actualidad domingo 21 de octubre de 2018
  • Hugo Moyano: “Cuando el gobierno anterior se fue no había deuda”

    Actualidad domingo 21 de octubre de 2018