Coronavirus: tras la prórroga de la cuarentena, llegaron los reclamos económicos a Alberto Fernández

Coronavirus: tras la prórroga de la cuarentena, llegaron los reclamos económicos a Alberto Fernández

Luego de anunciar la prórroga de la cuarentena por la pandemia del coronavirus que terminaba hoy hasta el 13 de abril próximo, el presidente Alberto Fernández comenzó a sentir sobre sus espaldas los reclamos económicos por los efectos de la parálisis de la actividad. Los gobernadores de todas las provincias se lo plantearon el domingo en una videoconferencia con Olivos; las empresas piden soluciones urgentes, la clase media está demandante, y la oposición comienza reclamar alivios “para todos”, pese que respalda el eslogan “Quedate en casa”.

Te puede interesar: Hoy es feriado o día hábil: qué resolvió el Gobierno nacional

Asoma en el horizonte el fantasma de una crisis. Los gobernadores respaldaron el domingo 29 todo el operativo contra el Covid 19 que lidera Fernández, pero le plantearon las serias dificultades en sus cuentas para pagar los sueldos.

Los gobernadores barajaron varias opciones y el Presidente, junto a su gabinete, tomaba nota, sin responder y con la promesa de analizar todas: que la Nación no pagara la deuda pública y usar los recursos frescos para financiar a los distritos, emitir cuasimonedas en las provincias; o volver al nivel de presupuesto de coparticipación federal de la gestión de Mauricio Macri, que había sido considerado “sobredimensionado” por Alberto Fernández apenas comenzó su gestión en diciembre último.

De estas dificultades conversó el Presidente con el gabinete económico durante toda la jornada de ayer en Olivos. La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, también ayer respaldó mediante un video desde su casa la cuarentena, pero reclamó equilibrio y pidió que las medidas de alivio alcancen también a los sectores medios. Y el dirigente de la UIA, José Urtubey, reclamó medidas excepcionales para las empresas y las Pymes.

Te puede interesar: MI ANSES: cuándo cobro la jubilación, pensión, AUH y SUAF en abril

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, pudo encaminar una pulseada que libró contra los bancos cerca del fin de semana último, cuando los industriales recibieron noticias de entidades financieras de que iban a exigir a las Pymes solvencia crediticia para prestarles al 24% anual para poder pagar los sueldos. La mayoría de esas Pymes están muy expuestas y podían ser rechazadas. El Gobierno creó un fondo de garantía y el Banco Central emitió una nota para dar incentivos.

“La situación está encaminada”, se esperanzaron cerca de Kulfas, donde temieron que esta semana podría ser caótica si las Pymes no podían pagar los sueldos. Esos temores calaron hondo en Alberto Fernández y por eso llamó “miserables” a los empresarios que despiden empleados en medio de la cuarentena. Se refería a Tehchint, que informó 1450 despidos. “El mensaje a Paolo (Rocca) era para todos los empresarios y los bancos. Todos tienen que resignarse a ganar menos”, dicen cerca del Presidente.

Para intentar acercar las posturas, el Gobierno va a convocar a empresarios y a la CGT para evitar despidos y recortes de sueldos; o al menos eso prometen.

Te puede interesar: ANSES| AUH Cuándo cobro el bono de $10.000

Eso sí, todavía nadie respondió a un reclamo que crece en las redes sociales. Si todos en la crisis deben ganar menos, la clase política podría emular la medida que tomó el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, en estos días, cuando dispuso un fondo de ayuda contra el virus que entre otros recursos contará con los que provengan del recorte del 20 % de los salarios de los funcionarios públicos.

El interbloque de Cambiemos se anticipó al reclamo y le envió a Alberto una carta proponiendo rebajar todos los sueldos del poder político en un 30% mientras dure la cuarentena: esto incluye al Poder Ejecutivo, Legislativo, Judicial, gobernadores y municipios

Las empresas tienen dificultades para pagar sueldos, pero no deben despedir empleados. La clase media todavía no vio medidas de alivio para no cortar la cadena de pago, más allá del congelamiento de alquileres y de créditos hipotecarios. Y las provincias sufren la caída estrepitosa de la recaudación y, algunas, del precio internacional del petróleo.

Te puede interesar: Coronavirus en Argentina: el viernes reabrirán los bancos para atender a jubilados y beneficiarios de seguridad social

De eso conversó durante tres horas Alberto Fernández con los 24 gobernadores del país este domingo antes de anunciar la prórroga de la cuarentena. Luego de adelantarles la postergación, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá propuso “dos opciones: la primera, no pagás la deuda y los recursos frescos los repartís entre las provincias. La segunda, que las provincias podamos emitir cuasimonedas con aval de la Nacion o que la emita la Nacion y la distribuya a las provincias”.

Alberto Fernández tomó nota. El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, dijo luego que no descarta emitir cuasimonedas, pero la mayoría discrepa con la idea de Rodríguez Saá, por ahora. Está lejana esa posibilidad y varios mandatarios la descartaron ante A24.com aunque admiten que la situación de sus cuentas es muy complicada.

Más a mano y conveniente, por ahora, es la emisión monetaria en volúmenes mucho mayores a los previstos antes de la crisis. El equipo económico que dirige Martín Guzmán sostiene que es preferible tener más inflación, que luego se puede controlar con otras políticas, antes que quebrar el aparato productivo y colapsar el sistema de salud. En cambio, el presidente del BCRA, Miguel Pesce, cuya función es cuidar la moneada, no se convence de tener un pico inflacionario.

Alberto Fernández deberá resolver ese dilema. Les dijo a los gobernadores que en estos días se estarán tomando medidas económicas todos los días y ampliaciones permanentes de la distribución de alimentos por todo el país, en la cual las Fuerzas Armadas serán un actor clave.

Otro gobernador, Oscar Herrera Ahuad, de Misiones, pidió retrotraer el presupuesto de coparticipación federal a las provincias a diciembre de 2019, el que había sido fijado por el gobierno de Mauricio Macri. Alberto Fernández recortó esa masa coparticipable, porque la consideró “sobredimensionada” y a cambio les permitió a las provincias subir el impuesto a los sellos e ingresos brutos. El Presidente también tomo nota sin responder afirmativa o negativamente.

En ese diálogo, los gobernadores le reiteraron a Alberto Fernández todo su apoyo y su acuerdo al modo en que está conduciendo la pandemia en la Argentina, y coincidieron en que la Argentina puede ser un caso exitoso.

Sin embargo, también le dijeron a Fernández que el giro de 6000 millones de pesos de Aportes del Tesoro Nacional (ATN) que dispuso el ministro del Interior, Eduardo De Pedro, no era suficiente para pagar sueldos. El fondo remanente de ATN es de 80.000 millones y consideran que debe usarse.

Los gobernadores petroleros, en tanto, Santa Cruz, Río Negro, Tierra del Fuego, Neuquén y La Pampa también reclamaron fijar un precio del barril criollo de petróleo de 54 dólares ante la caída del precio internacional por debajo de los 20 dólares en los Estados Unidos. Requiere un acuerdo entre el Gobierno, las empresas del sector y las provincias. Hubo un antecedente en el gobierno de Néstor Kirchner.

Del reclamo se encargará Kulfas, cuyos allegados confiaron a A24.com que se está conversando, aunque quedaría más cerca de 40 que de 54 U$S.

La industria está ante una encrucijada. El dirigente de la UIA, José Urtubey, planteó la preocupación de los industriales por la posibilidad de que se corte la cadena de pagos y reclamó “medidas de shock, porque ante crisis inéditas hay que salir con respuestas inéditas”.

Alberto Fernández dijo en la noche del domingo que tenía datos que le infundían “optimismo”. Desde el miércoles 25 los testeos en laboratorios vienen creciendo por la descentralización del Instituto Malbran y el reparto de reactivos a la provincia de Buenos Aires, la Ciudad, Córdoba, Santa Fe, Tierra del Fuego y Chaco.

Sin embargo, la cifra de positivos decrece en porcentaje, aunque la tendencia es muy incipiente, respecto de los primeros días. El 25 de marzo hubo 608 testeos y 117 positivos; el 26, 399 testeos y 87 positivos, y el 27 se hicieron 660 laboratorios y 101 contagios. El 28 y el 29 no hay datos sobre testeos pero los contagios crecieron en 55 y 75 casos. La tendencia puede revertirse, pero ese dato favorable fue tenido en cuenta por el Presidente y los infectólogos para demostrar que la cuarentena dio resultado y que por eso hay que prorrogarla hasta después de Semana Santa.

En medio del optimismo, Patricia Bullrich, dijo en un video al Presidente que “con el país paralizado, sin duda que la salud esta primero, por eso hemos apoyado el aislamiento obligatorio”, pero observó que “un grupo de argentinos que son funcionarios tendrán sus sueldos en sus cuentas” y “otro enorme universo aún no sabe cómo va a hacer mañana”.

Señaló que los que “pintan una pared o tienen que pagar el sueldo a empleados, tienen gastos fijos y ningún ingreso”, los “profesionales o los técnicos, cuentapropistas y categorías de jubilados que nada han recibido, esos son millones que a pesar de todo siguen pagando impuestos”. Y reclamó que “la respuesta está en el equilibrio” y en “el mientras tanto el gobierno debe contemplar a todos los que están a la intemperie económica”.

Fuente: A24