Cómo leer una etiqueta de vino

Economía Lunes 4 de Diciembre de 2017

Hay varias maneras de leer las etiquetas, pero acá te damos los tips para hacerlo en forma correcta.

Las botellas ofrecen una cantidad de datos superior al resto de los productos: indican el origen del vino, su cosecha y la variedad de uva con que está elaborado. Para poder juzgar su calidad, te presentamos una guía que decodifica una etiqueta argentina clásica.

1-Trata de la marca o el nombre del vino y es la tipografía de cuerpo más grande en la etiqueta.

2-La variedad de uva con que fue elaborado el vino, o lo que se llama “denominación varietal”. Para poder denominar varietal a un vino, debe estar elaborado con el 85 por ciento de una misma variedad de uvas. Cada variedad tiene sus características y se refleja en su color, aroma y sabor, que dependen de la zona de producción.

3-Indica el año de cosecha de las uvas. Su mención no es obligatoria: ciertos vinos, como el champán o los jereces, son producto de la combinación de diversas cosechas, por eso no llevan la añada. También define la edad del vino, y con este dato es posible saber si es de guarda o de consumo rápido. Por ejemplo: una añada reciente, como la 2007 o 2008, habla de un vino joven; en cambio, cosechas anteriores, como 2005, 2002 o 1999, hablan de vinos más añejos. Los blancos casi siempre se beben jóvenes; los tintos pueden ser de guarda o no.

4-El nombre de la empresa productora o elaboradora.

5-El grado alcohólico se expresa en porcentaje de alcohol en relación con el volumen total del líquido. Si bien es cierto que la mayoría de los vinos poseen una graduación alcohólica que oscila entre los 11 y 13% vol, hay algunos más suaves, como el italiano moscato d’Asti, que sólo llega a los 6% vol, o más fuertes, como los vinos generosos (el oporto puede superar los 20% vol). El alcohol aporta estructura, untuosidad y sabor dulce. A mayor cantidad, mayor estructura, densidad y potencia.

6-La capacidad de la botella o el contenido neto expresado en mililitros.

7-El tipo de vino, la característica cromática o el color.

8-La sigla-número de registro del embotellador con que figura en los registros oficiales y el nombre y dirección de la bodega.

9-La región, el departamento y la provincia de producción. Es esencial saber de dónde provienen las uvas: tan importante es que, en la Borgoña francesa, por ejemplo, los nombres de ciertas parcelas específicas están protegidos por ley. Por eso, la procedencia suele destacarse claramente en la etiqueta. En materia de buen vino, tanto el lugar de producción como las variedades de uva utilizadas son indispensables: en Argentina, las mejores zonas para el cultivo del Malbec son Luján de Cuyo y el Valle de Uco en Mendoza.

10-El país de origen. Es una mención obligatoria y muchas veces se escribe en inglés (Product of Argentina).

Noticias Relacionadas

  • Finca Blousson se proyecta al mundo, ahora en manos de Chateau La Coste

    Economía Viernes 15 de Diciembre de 2017
  • Más deuda: el Gobierno tomó más de 3.400 millones de pesos para financiarse

    Economía Viernes 15 de Diciembre de 2017
  • Leve baja de la desocupación: alcanzó al 8,3% en el tercer trimestre

    Economía Miércoles 13 de Diciembre de 2017