El relato de un joven en España que estuvo 15 horas con el cadáver de su padre, quien tenía síntomas de coronavirus

El relato de un joven en España que estuvo 15 horas con el cadáver de su padre, quien tenía síntomas de coronavirus

El calvario para Luis Fernando Chuquispuma ha terminado. Los empleados de la funeraria municipal recogieron a las 16 (hora de España) de este miércoles el cadáver de su padre que murió luego de tener síntomas de coronavirus a las 0.40 en su casa del barrio de Ciudad Lineal, en Madrid. El joven de 25 años estuvo conviviendo más de 15 horas con el cuerpo sin vida de su progenitor de 79 años.

Te puede interesar: Cómo sacar el permiso para circular en CABA durante la cuarentena por coronavirus

Tras pedir ayuda a varias instituciones, finalmente los empleados de la funeraria llegaron a su domicilio para ponerle un féretro y trasladar el cadáver al Palacio de Hielo de Hortaleza.

Su padre, que padecía una inmunodeficiencia, se puso grave el pasado fin de semana y falleció en la madrugada de este miércoles en su casa sin que llegasen a tiempo las ambulancias para administrarle oxígeno.

El propio joven hizo un reclamo para pedir que alguien si hiciera cargo del cadáver, ya que no disponía de los 2.700 euros que una funeraria le había pedido por cumplir el servicio. Al no disponer de esas cantidad denunció el caso a AVINESA (Asociación de Víctimas de Negligencias Sanitarias).

“Estoy muy desesperado, no sé que hacer”, explicaba Luis Fernando que rememora que su padre empezó con fiebre y dolor de garganta el pasado fin de semana. “Se le pasaba, tenía escalofríos y a veces su cuerpo no respondía”, dijo el joven.

Luis Fernando Chuquispuma con su padre, quien habría muerto de coronavirus.

El lunes por la noche ya presentaba tos y este martes tuvo cortes de respiración. Explicó que llamó al 112 el mismo lunes y que le dijeron, tras tomarle los datos, que lo ingresaban en lista de espera.

“Estaba muy preocupado porque le faltaba el aire y volví a llamar de nuevo y mis amigos también llamaron al 112. El martes a primera hora de la tarde vino la ambulancia por fin y tras una minuciosa revisación  dijeron que tenia insuficiencia respiratoria aguda y que nos mandaban una ambulancia con oxígeno”, relató el hombre.

“Nos dijeron que la ambulancia podía tardar una hora o dos horas. Mi padre estaba muy débil, se caía, me decía que quería acostarse, pero llamé de nuevo al 112 y los médicos me dijeron por teléfono que no lo acostara, que lo dejará sentado para que respirase mejor”, indicó el joven.

Y agregó: “Anoche estábamos los dos juntos esperando la ambulancia, yo le agarraba la mano y respiraba más fuerte. De repente, la respiración fue disminuyendo hasta que falleció. Luego llamé a la Policía, vino en pocos minutos y después llego la ambulancia con oxígeno. pero ya no era necesario”, comentó el joven, quien comentó que su madre está en Perú.

La médica de la ambulancia certificó la muerte a las 0.40 y se marchó. “El cuerpo lo tapé yo y lo puse encima de su cama. Mi padre tenía las defensas bajas y tenía un problema de inmunodeficiencia. Oficialmente la causa de su muerte es por insuficiencia respiratoria, pero creo que tenía el coronavirus”, dijo.

Una vez certificada la muerte de su padre, le dijeron que llamase a un número donde se ofrecía un servicio de funeraria para personas que no tenían recursos. “Me llamaron diciendo que el presupuesto eran 2.700 euros que se podía pagar en cuatro plazos y sin intereses. Me mandaron un PDF con los papeles que tengo que presentar pero lo tengo que llevar al tanatorio y no puedo ir así, yo también estoy enfermó”, afirmó Chuquispuma.

Finalmente, la empresa municipal de servicios funerarios retiró el cuerpo del padre de Luis Fernando 15 horas después de su muerte y fue llevado al depósito del Palacio de Hielo de Hortaleza, que funciona como morgue.

Fuente: El Mundo, de Madrid.