En AMBA la cuarentena no tendrá cambios

En AMBA la cuarentena no tendrá cambios

El presidente Alberto Fernández se reunió en Olivos con el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, para articular las tareas en los barrios vulnerables y endurecer el control del transporte en el área metropolitana, los dos focos que más preocupan.

Se definió que la cuarentena seguirá en Capital y Conurbano otras dos semanas en la misma fase, sin marcha atrás de las actividades pero también sin nuevas flexibilizaciones. Esta tarde volverán a reunirse para terminar de “emprolijar” el esquema, según comentó un funcionario a la salida, ya pasadas las 22.30.

Luego de algunos días tensos por la suba de contagios en las villas porteñas, lo que generó algunos cruces de declaraciones. Principalmente de parte de funcionarios e intendentes bonaerenses, que le reprocharon a la Ciudad la flexibilización del aislamiento en medio de la suba de casos, situación que temen que se traslade a los barrios vulnerables de la Provincia y se convierta en explosiva.

El problema está cada vez más focalizado. Ayer se registraron en el país 474 casos de contagios, de los cuales 257 pertenecen a la Ciudad y 178 a la Provincia. La suma de los dos distritos alcanzó los 435 contagios, lo que representó el 92 por ciento el total. Al mismo tiempo, 19 provincias no tuvieron casos. Es como si se tratara de dos países diferentes -a excepción de Chaco, que sigue sumando contagios-, por lo que la cuarentena entre una región y otra continuará de manera cada vez más diferenciada.

Del encuentro en Olivos participaron los jefes de gabinete y los ministros del área de salud y transporte de cada jurisdicción. Se analizaron varios aspectos de la pandemia y la necesidad de ir a una articulación cada vez mayor de las tareas entre Nación, Provincia y Ciudad, dado esta focalización de los contagios. Un dato importante fue que de los 257 casos en Capital, 141 ocurrieron en villas, esto es el 57 por ciento del total. El otro centro de atención son los geriátricos.

Queda por definir la manera como seguirá el transporte en el AMBA. Kicillof viene reclamando un mayor control para evitar que los bonaerenses se trasladen a la Capital a trabajar, dado la apertura de algunas actividades comerciales, y vuelvan a la Provincia llevando con ellos el virus. Por eso plantea que se refuercen los controles para evitar el traslado interjurisdiccional.

Hay análisis distintas variantes como una app para los teléfonos para reservar asiento o realizar el control mediante la tarjeta SUBE. Esta tarde quedará definida la cuestión.

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, indicó que una flexibilización podría llevar a “un crecimiento exponencial” y que la detección temprana es clave para retardar la llegada del pico. Gollán había sido uno de los funcionarios bonaerenses que acusaron más fuertemente a la gestión porteña. Ayer, en Olivos, buscó un tono conciliador.