Encontraron muerto a un empresario ruso exiliado en Londres

Encontraron muerto a un empresario ruso exiliado en Londres

Nikolai Glushkov, un exiliado ruso de 68 años, amigo del empresario fallecido Boris Berezovsky, fue encontrado muerto este lunes en Londres, según revelaron sus amigos y familiares al diario The Guardian.
Glushkov fue descubierto por su familia y amigos la noche del lunes, pero no están claras las causas de su muerte.

Uno de sus amigos, el editor del periódico Damian Kudryavtsev, publicó la noticia en su página de Facebook.

En la década de 1990, Glushkov trabajó para la aerolínea estatal Aeroflot y la compañía de automóviles LogoVAZ, de Berezovsky.

En 1999, cuando Berezovsky se enemistó con Vladimir Putin y huyó al Reino Unido, Glushkov fue acusado de lavado de dinero y fraude y estuvo cinco años en la cárcel y fue liberado en 2004.

En los últimos años, estuvo viviendo en Londres, donde recibió asilo político.

En 2011, presentó pruebas en el caso judicial presentado por Berezovsky contra su compañero oligarca Roman Abramovich, quien se mantuvo en buenos términos con el Kremlin.

Glushkov dijo al tribunal que había sido tomado como “rehén” por la administración de Putin, que quería presionar a Berezovsky para que venda su estación de televisión ORT.

Pero Berezovsky fue hallado ahorcado en su casa de Berkshire (Inglaterra) en 2013, en un aparente suicidio, aunque su entorno aseguró que no creían que se quitara la vida.

En declaraciones a The Guardian, Glushkov dijo que era extremadamente escéptico de que Berezovsky, que fue encontrado ahorcado en un baño, muriera por causas naturales.

“Definitivamente Boris fue asesinado. Tengo información bastante diferente de lo que se publica en los medios “, dijo al diario en su momento.

Señaló que un gran número de exiliados rusos, incluido Berezovsky, y el amigo cercano de Berezovsky, Alexander Litvinenko, habían muerto en circunstancias misteriosas.

La muerte de Glushkov se produce en un momento de tensión entre Londres y Moscú por el envenenamiento del ex espía ruso Sergei Skripal en suelo británico.

Mientras tanto, la ministra de Interior británica, Amber Rudd, anunció este lunes que la policía y los servicios secretos del MI5 investigarán las denuncias que supuestamente relacionan a Rusia con 14 muertes en el Reino Unido en los últimos años.