Las “benditas” 24 cuotas extras

Las “benditas” 24 cuotas extras

El Gobierno nacional -insisten los analistas- es una máquina de generarse problemas.

Esa frase la vienen repitiendo en particular desde que Macri ganó las elecciones legislativas de 2017.

Primero parecía una exageración, pero a veces hay que reconocerles, que aquella supuesta exageración no es tanta.

Es lo que pasa ahora con el “pago extra” de 24 cuotas mensuales que el Gobierno ha dispuesto para los usuarios desde enero próximo a fin de que las distribuidoras de gas no sufran los efectos de la devaluación.

La primera pregunta que nace del sentido común no se hace esperar : ¿Y por que debemos pagarle los efectos de la devaluación a empresas que, se supone, estén obligadas a correr riesgos?

La segunda pregunta es más simple: ¿Y quién le paga a los argentinos de a pie los efectos de la suba del dólar?

Esa cuestión de las empresas no era una cuestión difícil de resolver. El 60% del monto que irá a las firmas distribuidoras le corresponde cobrar a la empresa estatal YPF que, según fuentes del sector, se había mostrado sorpresivamente inflexible a la hora de hallar una solución alternativa que morigerara el impacto en los consumidores.

El 40% restante le corresponde cobrar a las empresas privadas Total, Pan American, y Pampa.

El apuro por cobrarle ese “extra” a los consumidores argentinos se debe a que dentro de dos o tres años sobrará el gas en la Argentina ya que para la época habrá explotado la producción de petróleo y gas de Vaca Muerta, parte de cuyo yacimiento abarca una porción del departamento de Malargüe, en Mendoza.

Es obvio entonces que, con tamaña abundancia del recurso a futuro, no se justificaba cargar tanto el costo en el presente.

Menos cuando la economía está afectando el empleo, la caída del salario real ronda el 10% mínimo y los niveles de pobreza e indigencia van en aumento.

El clima contra las 24 cuotas está lanzado. Lo ha objetado desde el fiscal Marijuán hasta la mayoría de la oposición. Es decir que la máquina de generarse problemas sigue aceitada.