Nació un gatito con dos caras

Nació un gatito con dos caras

Un gatito de dos caras nació en Oregon, Estados Unidos. Tiene cuatro ojos, dos narices y dos bocas Ocurrió a mediados de semana.

Te puede interesar: Una receta de torta frita imperdible para llevar a las reuniones familiares y celebrar el 25 de mayo

La familia King estaba expectante por el parto de su gata. Sabían que ocurriría en los últimos días de mayo, pero lo que no esperaban es que uno de los cachorros fuera tan particular: tiene dos caras.

El miércoles pasado Kyla King se despertó y fue a ver cómo estaba la gata. Supo entonces que el parto había ocurrido en algún momento de la noche, y levantó a cada uno de los gatitos para verificar que estuvieran bien. En los primeros tres no encontró nada anormal, sin embargo, el cuarto gatito que levantó era bastante particular: tenía cuatro ojos, dos narices y dos bocas.

Kyla le mandó una foto a su esposo, BJ. Además, uno de los dos hijos de la pareja, propuso compartir en Facebook una foto de la rareza que acababan de descubrir. “Pensé que recibiríamos algo de atención por el tema, pero esto escaló realmente rápido”, dijo BJ luego de que la foto se viralizara.

El gatito fue bautizado como “Biscuit y Gravy” (pero solo lo llaman “Biscuit”) y hoy está totalmente a cargo de Kyla. Fue ella quien llevó a los gatitos al veterinario y preguntó, por el “distinto” de los hermanos para saber cómo cuidarlo y cuáles eran sus probabilidades de sobrevivir.

Los especialistas veterinarios le dijeron que, lamentablemente estos gatos no suelen vivir mucho tiempo, y que lo único que podía hacer con él era ayudarlo a comer y mantenerlo cómodo hasta que muera.

Los gatos con dos caras son conocidos como ” Janus “, por el dios romano que usualmente es representado con dos rostros en la mitología. El caso de Biscuit se trata de una malformación congénita llamada duplicación craneal. La mayoría de los gatos Janus no viven más de un día, pero hay registro de uno que vivió 14 años y entró al Récord Guinness como el gato más longevo de su condición.

“No puede mamar porque tiene dos bocas”, explicó Kyla a la prensa local. Por este motivo, ella se encarga de alimentarlo. “Haremos lo mejor que podamos”, manifestó la mujer. “Aunque somos realistas y sabemos que podría no sobrevivir”. Por el momento, el gato se alimenta y parece estar saludable. Además de ser un Janus, Kyla contó que es más pequeño que los demás gatitos, por lo que también podría ser enano.