Trotta dijo que habrá que articular los contenidos de este año con los del 2021

Trotta dijo que habrá que articular los contenidos de este año con los del 2021

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, afirmó este lunes que “todavía no está la certeza de la modificación del calendario escolar” 2020 y adelantó que “habrá que articular los contenidos del ciclo lectivo de este año con los del 2021” como consecuencia de la suspensión de la clases para evitar la propagación del coronavirus.

Te puede interesar: Coronavirus en Mendoza: “Les aviso que no he muerto”, dice una mujer que quedó sola en un hotel vacío

El funcionario dio estas precisiones en una exposición virtual ante diputados nacionales del oficialismo y de la oposición de la comisión de Educación que lo consultaron sobre los efectos de la prolongación del aislamiento por el coronavirus y la posibilidad de una nueva postergación del regreso a clases.

“Hasta que no tengamos la claridad del momento de la vuelta física a la escuela no podemos hablar de adelantar el receso, de ampliar o no el calendario escolar”, dijo el ministro en la reunión, que se extendió más de dos horas y media y que fue presidida por la diputada peronista Blanca Osuna.

“No solo hay que pensar el calendario escolar, sino todo el proceso de acreditación de saberes, en una instancia que nos permita imaginar la trayectoria del ciclo lectivo 2020 y articularlo con el ciclo lectivo 2021”, explicó en el inicio.

Trotta expuso por casi media hora luego de una introducción a cargo del presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa, y de la entrerriana Osuna, quienes le agradecieron la predisposición a participar de la reunión virtual.

En el primer plenario que se realiza de manera virtual, el ministro detalló todas las medidas adoptadas para poner en funcionamiento los recursos tecnológicos en el sector educativo.

“No sólo es importante la continuidad pedagógica sino acompañar a todos los niños, niñas y adolescentes en este momento de incertidumbre”, advirtió.

Trotta reiteró que “la escuela es irreemplazable, así como son los maestros y las maestras”, pero reconoció la necesidad de apelar a sistemas tecnológicos durante la pandemia de coronavirus “para darle continuidad al trabajo escolar”.

“Desde la suspensión de las clases presenciales hemos empezado a tener distintos desafíos. Logramos desplegar la mayor presencia del Estado nacional en articulación con las 24 jurisdicciones educativas para garantizar la continuidad pedagógica”, añadió.

En esa linea dijo que hay “dos cuestiones que para nosotros son centrales: que la escuela es irreemplazable, así como son los maestros y maestras”.

“No solo afrontamos el trabajo de poder contener a los niños, en un marco donde ellos también están afectados por este nivel de incertidumbre, ya que tuvieron un cambio abrupto de la rutina que no sólo es la no concurrencia al colegio, sino no poder visitar a sus afectos ni establecer un vínculo cotidiano con sus compañeros de colegio”, argumentó.

Destacó el aporte desde la TV Pública y los canales Encuentro y Paka Paka para “garantizar la presencia del Estado, intentando acercar los maestros a los alumnos y a la familia”, en un “primer paso”.

Entre los diputados, los de extracción sindical Hugo Yasky y Patricia Mounier, del Frente de Todos, y Romina del Plá, de la Izquierda, le consultaron al ministro sobre la situación de los docentes en relación a la alteración de la metodología del trabajo y del posible cambio de calendario escolar.

Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica-ARI, fue quien más hizo hincapié en saber sobre la continuidad del calendario escolar, una vez superado el aislamiento obligatorio, y sobre la posibilidad de que se cumplan los 180 días de clases anuales fijados por ley.

La oficialista Gisela Marziotta, consideró que “el rol del docente y de la escuela es irremplazable, estamos viviendo una situación extrema y extraordinaria donde los padres y las madres no podemos suplir ese rol”.

Tras remarcar que “en la Ciudad de Buenos Aires hay 20.000 niños que hacen cuarentena de hecho porque no hay vacantes en las escuelas”, la macrista Gisella Scaglia le pidió “evitar las chicanas”.

Ese moderado cruce de opiniones fue el único que mostró la modalidad virtual estrenada este lunes, donde la alternancia para tomar el uso de la palabra y las escasas interrupciones contrastaron con lo que sucede habitualmente en las reuniones de comisión presenciales.

La decisión de invitar a exponer a Trotta fue acordada el viernes último por Massa y los jefes de los bloques parlamentarios, bajo una modalidad que podría repetirse más de una vez por semana.

Al abrir la reunión, pasadas las 16, Massa, agradeció la presencia del ministro Trotta y a “cada una de las fuerzas políticas que vienen trabajando” para ayudar a afrontar la pandemia y dijo que “el desafío que tenemos como Parlamento es que la tecnología ingrese a nuestras vidas y ponga al Congreso en el siglo 21”.