Un escáner muestra que una momia egipcia de halcón no es nada de lo que se creía

Un escáner muestra que una momia egipcia de halcón no es nada de lo que se creía

Un grupo de investigadores ha descubierto que una pequeña momia egipcia de 2.100 años de antigüedad del museo de Maidstone (Reino Unido), que se creía que pertenecía a un halcón, contiene en realidad un feto humano malformado, informa Western News.Una tomografía computarizada reveló su secreto y los científicos empezaron una investigación minuciosa para encontrar más detalles de su origen. Para ello, utilizaron un microescáner especial con el que podían hacer fotografías de alta resolución sin dañar a la momia.El equipo internacional de científicos, encabezado por el especialista en bioarqueología Andrew Nelson, de la Universidad Occidental de Ontario (Canadá), pudo determinar gracias a estas imágenes que la momia pertenecía a un bebé varón que nació muerto entre las semanas 23 y 28 de gestación con malformaciones en su columna vertebral. Además, su cráneo y cerebro no se habían desarrollado de manera adecuada debido a una anencefalia.