Un escritor argentino fue a Irán y lo deportaron por ser gay

Un escritor argentino fue a Irán y lo deportaron por ser gay

Un escritor argentino fue deportado de Irán por ser gay. El periodista Alejandro Modarelli no pudo ingresar a ese país y fue enviado a Estambul, Turquía.

También te puede interesar: ¿Lo comprarías? Vuelven los celulares viejos, pero se adaptan a las tecnologías modernas

“Fueron 36 horas bastante pesaditas”, contó Modarelli al llegar a Estambul. Había llegado a Irán para pasar unas vacaciones, pero estuvo detenido más de 30 horas en un VIP del aeropuerto Khomeini, de Teherán y tras un  interrogatorio (le preguntaron si era gay y él contestó afirmativamente) y de una búsqueda de sus datos en Google, fue llevado a Turquía.

“Con mi amigo queríamos hacer nueve días de turismo en Irán. Sabía que ahí se puede tramitar la visa on arrival (al llegar al lugar) y eso hicimos”, contó.

Luego dijo: “Primero me atendieron bien: pagué la visa, un seguro médico obligatorio y llené un formulario. Pero de pronto hubo tensión en el aire, y apareció un funcionario hablando con voz de gestapo, fue todo muy raro”.

Te puede interesar:Investigan si una mujer hizo una amenaza de bomba a la misma escuela donde trabaja.

En Irán la homosexualidad está penada por la ley y quien cometa el delito puede ser ejecutado públicamente.