¿Y a nosotros? ¿Quién podrá “compensarnos”?

¿Y a nosotros? ¿Quién podrá “compensarnos”?